Algunos beneficios fiscales permiten que su inversión crezca con mayor rapidez.

Ganancias con impuestos diferidos

Las ganancias en su cuenta my529 se acumulan libres de impuestos sobre la renta federales y del estado de Utah. Esto significa que los posibles retornos de inversión obtenidos en su cuenta se encuentran disponibles para pagar los gastos de educación superior calificados de su beneficiario.

Aviso importante para los contribuyentes y residentes que no viven en Utah: Usted debe determinar si el estado en el que usted o su beneficiario viven o pagan impuestos ofrece un plan 529 que brinde beneficios impositivos estatales u otros que de otra manera no estarían disponibles para usted al invertir en my529. Debería considerar dichos beneficios y dicho régimen fiscal estatal, de haberlos, antes de invertir en my529.

Retiros libres de impuestos

Usted no debe ningún impuesto federal ni estatal de Utah sobre las ganancias de sus inversiones si utiliza sus retiros en gastos de educación superior calificados.

Aviso importante: Los retiros no calificados quedarán sujetos a las siguientes implicaciones fiscales:

  • Impuesto sobre la renta federal sobre la parte de las ganancias del retiro.
  • Una penalización federal del 10 por ciento sobre la parte de las ganancias.
  • Los residentes de Utah están sujetos a pagar impuestos estatales sobre las ganancias.
  • Los residentes de Utah tienen que restituir cualquier crédito o deducción sobre el impuesto estatal reclamado anteriormente.
  • Consulte a su asesor de impuestos cuando tenga preguntas acerca de gastos específicos que puedan calificar como gastos de educación superior.

Crédito o deducción de impuestos del estado de Utah

Para el año fiscal 2017, un contribuyente individual de Utah (o un fideicomiso) que sea titular de una cuenta my529 puede solicitar un crédito fiscal estatal del 5 por ciento del impuesto sobre la renta del estado de Utah hasta un cierto límite en las contribuciones a su cuenta o cuentas. Las corporaciones establecidas en Utah pueden pedir una deducción de impuestos estatales sobre la renta hasta un cierto límite. Anualmente se revisa el crédito máximo y la deducción y pueden cambiarse.

Un contribuyente de Utah no puede reclamar beneficios fiscales por una contribución realizada a una cuenta de la cual no es el titular.

Para poder solicitar el crédito o la deducción fiscal:

  • El beneficiario debe ser menor de 19 años al momento de ser designado en la cuenta.
  • Si el beneficiario es menor de 19 años al momento de ser designado, el titular de la cuenta puede solicitar el crédito cada año que se haga una contribución durante la vigencia de la cuenta.

Estos son los beneficios permitidos del año fiscal 2017 para cada beneficiario designado:

Contribuyente fiscal Crédito fiscal de Utah 2017
Contribución máxima requerida
por beneficiario
Máximo crédito fiscal de Utah
por beneficiario
Máxima deducción fiscal de Utah
por beneficiario
Individual 5 % $1,920 $96 NA
Conjunto 5 % $3,840 $192 NA
Fideicomisos 5 % $1,920 $96 NA
Fideicomisos otorgantes
(Presentación conjunta)
5 % $3,840 $192 NA
Corporaciones NA NA NA $1,920

Los créditos y deducciones de impuestos del estado de Utah aumentaron para el año fiscal 2018. Estos son los beneficios permitidos del año fiscal 2018 para cada beneficiario designado:

Contribuyente fiscal Crédito fiscal de Utah 2018
Contribución máxima requerida
por beneficiario
Máximo crédito fiscal de Utah
por beneficiario
Máxima deducción fiscal de Utah
por beneficiario
Individual 5 % $1,960 $98 NA
Conjunto 5 % $3,920 $196 NA
Fideicomisos 5 % $1,960 $98 NA
Fideicomisos otorgantes
(Presentación conjunta)
5 % $3,920 $196 NA
Corporaciones NA NA NA $1,960

Beneficios fiscales de las donaciones

Una disposición de los planes 529 le permite hacer una donación en un pago único a un beneficiario de hasta $75,000 (hasta $150,000 si está casado y presenta una declaración de impuestos en conjunto) en un año sin generar una donación sujeta a impuestos.

Tendrá que llenar el formulario 709 del IRS, el cual permite que la donación se trate como una serie de cinco contribuciones iguales (por ejemplo, $15,000, si usted contribuye $75,000; $30,000, si usted contribuye $150,000, si está casado y presenta una declaración en conjunto).

Consideraciones sobre impuestos patrimoniales

Normalmente el dinero que se encuentra en una cuenta no se considera parte del patrimonio del titular de la cuenta, independientemente de que el titular de la cuenta siga teniendo el control del dinero.