Un gran dilema: ¿qué debería estudiar?

Piense, busque, explore. Hable con asesores y otros profesionales. Estudiar en la universidad puede ser una elección clara o algo que no había considerado o que ni siquiera se había dado cuenta de que existía.
my529 habló con varios consejeros de escuelas secundarias, asesores universitarios y profesores a fin de obtener información sobre cómo los estudiantes pueden prepararse para seleccionar una carrera, incluso en la escuela secundaria.

Comience a pensar hacia dónde se dirige. Con respecto a la educación, claro.
Cómo será su educación superior y qué carrera escogerá dependerá del lugar al que vaya: universidad, escuela técnica o de comercio.
“¿Cuál es la mejor opción para usted?”, pregunta John Blodgett, asesor escolar de Mountain Ridge High School en Herriman, Utah.
“Costo, matrícula, cuotas, vivienda [son importantes]; sin embargo, ¿tienen el programa de estudio que le interesa? ¿Cómo es la vida en el campus? ¿Actividades? ¿Tienen programas de estudio en el extranjero? Si analizamos las circunstancias personales, ¿qué tipo de becas recibirá [usted]?” expresó Blodgett.

Sea abierto.
“Hablamos con los estudiantes sobre ser curiosos, persistentes, flexibles, y optimistas, de arriesgarse y de mantener una mente abierta. [Use] la escuela secundaria como una oportunidad para explorar diferentes clases… [y] construya una base”, dijo Maja Stocking, asesora escolar de Timpanogos High School en Orem, Utah.
Su centro de asesoramiento comparte la filosofía de la “casualidad planificada” con sus estudiantes, la idea de que tanto las experiencias de aprendizaje planificadas como las no planificadas tienen un impacto en la trayectoria profesional.
Si permanecen abiertos a las oportunidades, además de a los acontecimientos más buscados, los estudiantes podrían descubrir que son aptos para una carrera o especialización que no habían considerado con anterioridad.

Explore sus opciones.
Tal vez haya una pasantía, una trayectoria académica profesional/técnica o una feria laboral que pueda experimentar durante la escuela secundaria. ¿Qué ocurre con las clases, las condecoraciones o las clases avanzadas de inscripciones de estudiantes universitarios en el programa Advanced Placement (AP) o en el International Baccalaureate (IB)? ¿O esa clase electiva de arte o negocios?
“No es [un enfoque] igual para todos. Tenemos que individualizar a nuestros estudiantes, conocerlos, hacerles saber…la realidad de nuestro estado y país, y ayudarlos a comprender cuáles son sus opciones”, afirma Stocking.
A nivel universitario, empiece por trabajar con el departamento de asesoría académica; cada universidad tiene una. En la Universidad de Utah en Salt Lake City, el Centro de Asesoramiento Académico alberga un Programa de Exploración de Especializaciones (MEP) dedicado a guiar a los estudiantes durante el proceso.
“Desarrollar una mentalidad de exploración significa sacar provecho de las posibles experiencias como oportunidades para hacer conexiones y aprender, y ver cada nueva oportunidad como una posible conexión con su camino futuro”, declaró Lisa Hutton, directora del MEP.

Conozca a su asesor.
“Trabajar con su asesor académico [en la universidad] puede ayudarlo a identificar dónde y cuándo tiene espacio para tomar diferentes clases basadas en habilidades, vivir nuevas experiencias laborales u oportunidades de liderazgo. En términos de trayectoria profesional, hemos descubierto que las percepciones de las posibles carreras que existen pueden ser bastante estrechas hasta que los estudiantes se toman el tiempo de explorar y aprender lo que hay disponible”, declaró Hutton.

Piense en lo que le gusta. No, de verdad.
“Estudiar algo que le interesa y en lo que es bueno es un excelente lugar para comenzar”, comenta Hutton, de la Universidad de Utah. “Es importante considerar su educación como una experiencia integral en lugar de como solo una carrera, y entender que no todos los estudiantes que se gradúen con el mismo título, se graduarán con la misma experiencia”.
Y si hay una clase que estimula la curiosidad y la emoción por aprender, preste mucha atención, comenta Brittanie Weatherbie Greco, profesora sénior del departamento de Inglés de la Universidad de Massachusetts, Boston. En especial si se trata de una clase “en la que las personas que lo rodean lo inspiran a pensar y crecer; esos sentimientos son una buena señal de que esto debería ser su especialización o su campo de interés”.

Comuníquese con las personas que saben.
Hable con personas que trabajan en diferentes campos y participe en experiencias de aprendizaje por observación para aprender cómo es un día típico, dijo Jennifer Scheffner, consejera de Alta High School en Sandy, Utah. Si los estudiantes disfrutan de una clase en particular, Scheffner los anima a realizar un seguimiento con profesores o asesores para obtener más información sobre carreras y especializaciones a futuro que abarcan las mismas habilidades.

Haga su tarea.
Investigue diferentes especialidades, profesiones y oportunidades. Hutton sugiere a los estudiantes que investiguen carreras mediante sitios web universitarios, así como profesiones a través de sitios como onetonline.org o LinkedIn. Los recursos nacionales para escuelas secundarias incluyen a Big Future de College Board (bigfuture.collegeboard.org), mientras que los estudiantes de secundaria de Utah también pueden acceder a ktsutah.org.

¿Qué sucede si cambia de opinión?
“Dese cuenta de que tiene el mismo problema que otros”, declaró Hutton, quien cita que hasta el 75 % de los estudiantes cambia de carrera al menos una vez, y quien ofrece el MEP (o el centro de asesoramiento académico de cualquier escuela) para ayudar a los estudiantes a explorar sus opciones.
“Si [los estudiantes] comienzan con una mentalidad de investigación, exploran de manera proactiva sus intereses e idean un camino bien pensado, a menudo terminan realizando menos cambios. Es realmente positivo si priorizan la exploración”, dijo Hutton.