A quien corresponda: Cómo solicitar una recomendación para la universidad

La lista de cosas que hacer en la solicitud de ingreso a la universidad para un estudiante del último año de la escuela secundaria puede parecer desalentadora. Pero no tiene por qué serlo.

my529, su plan de ahorros para la educación, tiene algunas ideas para simplificar el proceso de recolección de cartas de recomendación.

Primero, decida qué maestros, consejeros o instructores pueden dar fe de su experiencia académica, atlética, voluntaria o extracurricular. Luego, organice una breve reunión en persona para pedir una recomendación.

Callie Pfister, una instructora de Química y Biología de AP en Bend, Oregon, requiere que los estudiantes se reúnan con ella cuando solicitan una carta. “Muestra más respeto por mi tiempo porque se esforzaron por hablarme personalmente sobre [la carta],” dijo Pfister.

Tenga en cuenta lo siguiente:

  1. Programar una reunión con su referente le da la oportunidad de proporcionar detalles específicos. ¿La carta enfatizará las calificaciones de la beca? ¿Es para una recomendación general, una escuela específica o la Aplicación Común? Discuta sus metas universitarias y profesionales, el calendario actual de cursos y el promedio de calificaciones (GPA, por sus siglas en inglés). Las actividades extracurriculares, el servicio voluntario o los premios también pueden ser relevantes. Incluya toda esta información por escrito.
  2. Pida la recomendación con varias semanas de anticipación y acuerde una fecha límite. Pfister dijo que muchos profesores limitan el número de recomendaciones que escriben cada año debido a la carga de clases, las demandas curriculares y las limitaciones de tiempo.
  3. Proporcione los detalles necesarios tales como nombres, escuelas, fechas y direcciones. Para el envío de cartas electrónicas, incluya direcciones de correo electrónico, sitios web e información de inicio de sesión y contraseña. Para la entrega por correo, indique la dirección correcta y, si corresponde, sobres con su propia dirección y sello. Si puede enviar la carta usted mismo, pida el número de copias necesarias y acuerde una hora para recogerlas.

Las mejores recomendaciones a menudo se refieren a la capacidad del estudiante para superar los desafíos, de acuerdo con Pfister.

“He escrito algunas cartas de recomendación para niños que terminaron con una B, no una A, pero muchas de ellas se referían a la trayectoria y el esfuerzo”, dijo. “Algunas cartas que me parecieron exitosas fueron en las que pude hablar de su carácter porque la clase no fue fácil para ellos, porque lo tomaron como adultos y, básicamente, hicieron todo lo necesario para tener éxito y fueron muy transparentes conmigo al respecto.”

Después de enseñar ciencias durante 15 años, Pfister ha escrito innumerables recomendaciones y ha bromeado con que las cartas “aparentemente funcionaban”, ya que tiene estudiantes que asisten a Stanford y al MIT.

Pfister explicó que también ha tenido antiguos estudiantes que se ponen en contacto con ella para pedirle recomendaciones sobre pasantías universitarias. La mayoría de los profesores guardan las cartas en un archivo electrónico, lo que facilita la modificación del original.

Una vez que envíe la carta, asegúrese de que su referente sepa lo que su apoyo significa para usted.

“También es una gran idea dar a los maestros una nota de agradecimiento para expresar su gratitud por el tiempo (a menudo una hora o más) que pasaron escribiendo la carta. Los regalos también son agradables, pero no tienen por qué ser extravagantes”, dijo Pfister, sugiriendo algo “sencillo” como un dulce o una tarjeta de regalo para café.

Y es un lindo detalle contarles cómo termina la historia. Lo más probable es que su referente se preocupe por su futuro; de lo contrario, es posible que no hubieran escrito la carta.

“A los maestros les encanta saber qué pasó con esas cartas”, dijo Pfister. “¿Dónde te aceptaron y adónde vas?”