Alcanzar un hito

my529 celebra 25 años de ayuda a las familias a ahorrar para la educación

Un comienzo de Hollywood

El origen de my529 es una historia de películas que involucra a un niño con la visión de un futuro mejor y el coraje para lograrlo.

Hace treinta años, cuando Doug Peterson era un estudiante de tercer año de la Universidad Estatal de Weber en Ogden, Utah, escribió un trabajo para una de sus clases donde proponía una solución para las dificultades financieras que él y sus compañeros estaban enfrentando mientras asistían a la universidad. 

“[Me] resultaba difícil combinar los estudios con el trabajo y me preocupaba por pagar toda la educación que quería. También veía a mis compañeros de clase que luchaban por lograr un equilibrio entre el trabajo y las clases y las tareas, o acumulaban deudas”, señaló Peterson.

En ese momento, Peterson era un miembro estudiantil del Consejo Universitario de la Universidad Estatal de Weber. Señaló que las proyecciones sobre los costos en aumento de la educación lo dejaban preocupado por los futuros estudiantes.

Un año después, como miembro estudiantil del Consejo de Regentes, Peterson presentó su idea a los funcionarios de educación superior. Juntos, redactaron un concepto para un programa de ahorros para la universidad.

Aunque era un estudiante del último año de la universidad de 25 años, Peterson fue elegido para la Cámara de Representantes de Utah. En 1994, presentó un proyecto de ley para el plan de ahorros. Otros líderes estatales se unieron a la causa y el Plan de ahorros de Utah (UESP) se fundó en 1996. El Congreso sentó las bases para los planes 529 ese mismo año.

“Sentía firmemente que crear la oportunidad correcta para ahorrar e invertir era una parte clave de la solución”, señaló Peterson.

Al forjar una camino en una nueva industria, UESP comenzó con una opción de inversión, Public Treasurers’ Investment Fund, administrado por el Departamento del Tesoro del estado de Utah. El plan terminó el primer año con 157 cuentas y $154,000 en activos gestionados.

La planificación para el futuro

Lo que Peterson soñaba para una asignación escolar ha marcado una diferencia para miles de familias y ahora está marcando la diferencia para sí mismo.

Los cinco hijos de Peterson tienen cuentas my529 y sus tres hijos en edad universitaria ahora están utilizando sus fondos de my529 para pagar su educación superior.

Su hijo mayor, Dallin, está completando su quinto semestre en la Universidad Estatal de Weber con especialización en negocios/emprendimientos. Peterson señaló que la cuenta my529 de Dallin ha cubierto todos sus gastos de matrícula, cuotas y libros.

Jessica, que tenía ofertas de becas deportivas en otros estados, está en Utah y ha comenzado a estudiar en la Universidad Estatal de Weber. Planea seguir una carrera médica.

Katie también se inscribió en la Universidad Estatal de Weber con una beca académica, pero antes de eso, utilizó sus fondos de my529 en Ogden-Weber Technology College para obtener una certificación de Ayudante de enfermería certificada.

“En ningún momento consideré no ir a universidad, y eso cambió mi forma de pensar en el futuro”, señaló Dallin a my529 en 2016. “Papá me convencía de que hiciera las tareas diciéndome que el éxito en la universidad y más allá dependía de cómo invirtiera mi tiempo hoy. Decía que él se encargaría de la parte de inversión del dinero”.

Tres décadas después de aquel trabajo trascendental, el propio Peterson ha vuelto a la universidad para completar un máster en administración de empresas. Sus hijos fueron la inspiración.

“Es mucho más fácil para mí administrar mi matrícula, sabiendo que las cuentas universitarias de todos mis hijos ya están bajo control”, señaló Peterson.

my529 en 25

Veinticinco años y un cambio de nombre después, el plan de Utah que comenzó con 157 cuentas está ahora en la cima de la industria. El sueño de un estudiante universitario se respeta a nivel nacional.

 

  • Cargos entre los más bajos de la industria.
  • Las opciones de inversión ofrecen fondos de los administradores de gran prestigio Vanguard y Dimensional, así como también un fondo de valor estable administrado por PIMCO y cuentas aseguradas por la FDIC en Sallie Mae Bank y U.S. Bank.