$1 + $1 = Diversión familiar con educación financiera

Al igual que enseñarles a los niños a leer, es bueno hacer que los niños comiencen temprano con la educación financiera. Las lecciones pueden comenzar en la edad preescolar y continuar a medida que crecen sus hijos en el aula de su propio hogar.

¿Cuánto cuestan las cosas? ¿Cómo se gana dinero? ¿Cuáles son los gastos típicos del hogar? Una base de conocimientos financieros es tan valiosa como la lectura, escritura y aritmética tradicionales, y puede ser sencilla y divertida de enseñar a los niños.

La Hoja de ruta 529 para su futuro, de la Red de planes de ahorros para la universidad, ofrece algunos métodos sencillos y de entretenimiento para ayudar a los niños a obtener una educación financiera en cualquier nivel.

Preescolar. Diviértase con juegos que incluyan dinero, como el “supermercado”. Utilice artículos de su despensa, del baño, etc. Haga su propio dinero ficticio (o use dinero real) y coloque artículos en un “carrito de compras”. Explique los costos de cada artículo y que cuanto más gasta en esos artículos, menos tendrá para gastar en otras cosas, como artículos personales, p. ej., juguetes. Esto le enseña a su hijo sobre el valor del dinero y el costo de los artículos de uso diario. También puede ser una lección valiosa con respecto al costo de los alimentos y lo importante que es no desperdiciar.

Tercer grado. Cuando su hijo reciba dinero (ya sea del hada de los dientes, por realizar tareas, como regalos de festividades o de cumpleaños, etc.), comience a discutir el valor de dividirlo para gastarlo en algo de inmediato, ahorrar para un objetivo a corto plazo, ahorrar para un objetivo a largo plazo, y darlo a una causa o a una persona de la que se preocupa su familia. Enseñar el valor y el impacto de la generosidad es esencial para el desarrollo de su hijo

Sexto grado. Enséñele a su hijo cómo elaborar presupuestos. Permítales gestionar un pequeño presupuesto familiar, como el presupuesto mensual familiar para bocadillos. Dele una cantidad fija de dinero y luego, permítale elegir qué artículos comprará. Desafíelo a hacer rendir el dinero todo el mes. También puede comenzar a familiarizar a su hijo con el concepto de prioridades, de manera que él o ella pueda comenzar a entender por qué su familia elige enfocar su atención en la forma en que lo hace.

Octavo grado. Anime a su hijo a adquirir trabajos ocasionales fuera de su casa para ganar algo de dinero, como cuidar niños o cortar el césped.

10o grado. Su hijo llegará pronto a la edad para conducir. ¿Han hablado sobre un presupuesto para esto? ¿El estudiante tendrá su propio automóvil para conducir ida y vuelta a la escuela y a las actividades extracurriculares? ¿Ha elaborado un plan de pago para que ellos paguen parte del automóvil, el seguro automotor, la gasolina, las reparaciones y el mantenimiento? Este puede ser un artículo de gran presupuesto y eso implica costos significativos. Si está pagando su automóvil, este es el momento ideal para hablar sobre las deudas y cómo funciona el pago. Explique las tasas de interés, los préstamos y los puntajes de crédito, y cómo el pago de sus facturas a tiempo afecta a todas esas cosas.

La Hoja de ruta también aborda los costos educativos, incluidos los planes 529 y los préstamos estudiantiles. Está disponible para su descarga aquí o en 529forcollege.com, junto con más información y recursos de ahorro universitario.